Buscar y Utilizar imágenes en Internet de forma legal

¿Tu empresa utiliza las fotografías e imágenes de manera legal en los contenidos que publica en Internet? ¿De donde obtiene las fotos que publica en sus entradas de Facebook? Quizás es hora de que revisar la procedencia de tus imágenes y ponerse al día con estas normas que os recordamos desde visualit.

En visualit llevamos años trabajando con imágenes en Internet, y todos los contenidos que producimos cumplen con la legalidad vigente en cuanto a derechos de imágenes y contenido. Utilizamos contenido original, es decir fotografía profesional que nosotros mismos generamos para ilustrar los contenidos de nuestros clientes, pero en otras ocasiones recurrimos a nuestros proveedores: 123rf, istockphoto y gettyimages para comprar fotografías o secuencias de vídeo libres de derechos, que posteriormente utilizamos en nuestros post, artículos, contenido multimedia o vídeos.

Por supuesto, esto no es barato, pero es legal, y el resto de métodos de obtener cualquier tipo de fotografía o imagen en Internet no lo son. La responsabilidad derivada de la publicación de contenido no se limita a la empresa, autónomo o trabajador que publica o republica el mismo, sino que la empresa beneficiara última de estos trabajos tiene que asegurarse que sus proveedores actúan en todo momento de acuerdo a la ley, y no utilizan por tanto material sin la licencia de uso correspondiente. A continuación os dejamos con la guía práctica para búsqueda y utilización de imágenes en Internet de forma legal, que nuestro proveedor gettyimages ha publicado, y en la que se repasan y actualizan algunos puntos importantes y que podéis leer completa en el siguiente enlace: http://app.e.gettyimages.com/e/es?s=2768&e=283288&elq=7d1aef17956b4b6ab2f7239712c2a21c.

Estás trabajando en el sitio web de tu empresa, creando material impreso para tu negocio o actualizando tu blog. Haces una búsqueda rápida en Internet y en pocos minutos encuentras la imagen perfecta para ilustrar tu mensaje. ¿Qué haces? ¿Aprietas el botón derecho, la guardas en el escritorio y la usas en tu diseño?

¿Sabes de dónde proviene esa imagen? ¿A quién pertenecen los derechos de autor? ¿Qué probabilidades existen de que te descubran?

LA PROCEDENCIA
Una búsqueda puede llevarte hasta el sitio web donde se encuentra una imagen, pero éste no tiene necesariamente que coincidir con su lugar de origen. Puede que el sitio web haya obtenido la imagen de otro sitio web, y así sucesivamente. Es probable que el nombre y los datos de contacto del propietario original de los derechos de autor no estén visibles.

En ese caso, ¿puedes utilizarla sin más? ¿Quién lo va a descubrir? Hay varios motivos que confirman que no es una buena idea.

DERECHOS DE AUTOR
La imagen que has escogido pertenece a alguien, ya sea el fotógrafo, el artista que la hizo o un tercero que posee los derechos de autor. La legislación en materia de derechos de autor otorga al propietario el derecho a controlar el uso de su imagen. Muchos propietarios de derechos de autor quieren que su imagen se utilice y se visualice. Sin embargo, puede que hayan ciertas restricciones en lo referente a cómo, cuándo y dónde se puede utilizar la imagen. También puede ocurrir que alguien tenga los derechos exclusivos de uso de dicha imagen.

CALIDAD
En general, las imágenes que se obtienen de un sitio web a través del método «botón derecho y guardar» son pequeñas y tienen una resolución de sitio web. Si las intentas utilizar en un formato mayor o imprimirlas, es muy probable que aparezcan borrosas o pixeladas. Conseguir la licencia de una imagen a través de un banco de imágenes te permitirá escoger la resolución adecuada que necesitas para tu proyecto.

RIESGO
Si no tienes ganas de complicaciones y al final te decantas por descargar y utilizar la imagen de Internet sin comprobar a quién pertenecen los derechos de autor, ten en cuenta que existen diferentes servicios de búsqueda de imágenes que rastrean Internet para encontrar imágenes sin licencia. Podrían descubrirte y obligarte a pagar por haber utilizado la imagen. Puede que los costes no sólo incluyan el coste financiero (que probablemente sea mayor que haber conseguido desde un primer momento los derechos de imagen), sino que también debas asumir los costes de una publicidad negativa para tu empresa. Además, si en la imagen aparecen personas, productos o lugares claramente identificables, puede que haya que tener en cuenta otros aspectos como los derechos de modelo y propiedad.

¿Cómo puedes encontrar imágenes para utilizarlas de forma legal? Te ofrecemos varios consejos útiles.
1. CONOCE LA PROCEDENCIA DE TUS IMÁGENES
Asegúrate de saber de dónde vienen las imágenes que aparecen en tu sitio web o en tu material impreso. Si una empresa de diseño externa, un empleado, un freelancer o alguien en prácticas diseñó y desarrolló el material de tu empresa, es tu responsabilidad asegurarte de que todas las imágenes que han utilizado cuentan con los derechos necesarios. Si las imágenes no tienen licencia, la responsabilidad recae en el cliente final. Tampoco des por sentado que el diseñador o el proveedor de las imágenes se pondrá en contacto contigo cuando caduque una licencia de tiempo limitado. Asegúrate de que en las licencias compradas a tu nombre se establezca a la empresa como cliente final y guárdalo como registro.

2. PONTE EN CONTACTO CON EL PROPIETARIO DE LA IMAGEN
Si sabes quién creó la imagen o quién posee los derechos de autor, puedes contactarles para negociar licencias que convengan a ambas partes. Asegúrate de que las licencias que obtengas de esta forma cuenten con las autorizaciones de modelo y propiedad necesarias.

3. ACUDE A UN BANCO DE IMÁGENES
Empresas como Getty Images y iStock hacen el trabajo por ti. Sus imágenes cuentan con autorizaciones de modelo y propiedad, y normalmente ofrecen acuerdos de licencia claros y fáciles de entender para que puedas obtener la licencia de la imagen adecuada, en el tamaño adecuado y con el uso que mejor se adapte a tus necesidades. Sin dolores de cabeza ni riesgos legales inesperados.