15 aniversario de Facebook

Facebook sopla las velas

Suena el despertador, e incluso antes de levantarte ya estás echándole un vistazo a las últimas novedades de tu timeline de Facebook. Estás desayunando, y mientras la tele o radio suena de fondo, lees un artículo que colgó tu autor de cabecera, o compartes el vídeo viral del momento. Y vuelves a entrar en Facebook en el descanso del trabajo. Y cuando paras a comer. Y justo antes de irte a dormir. Y entre medias de todo este tiempo, ojeas rápidamente pequeños posts de tu interés… Una rutina que se repite día tras día.

Pero hoy no estamos aquí para hablar de nuestras rutinas sociales, sino para celebrar los 15 años de Facebook. Entender el porqué del cambio en nuestras relaciones sociales, y la evolución hacia una comunicación más inmediata, más accesible, que amplia el círculo cercano de relaciones y aproxima a personas que sino fuese a través de las redes quizás nunca se hubiesen conocido.

Un tiempo en el que se ha conseguido cambiar los hábitos sociales de prácticamente media humanidad. Pero, ¿Te acuerdas de cómo surgió todo?

 

El proyecto universitario que revolucionó las relaciones sociales

«Para que nuestra sociedad siga avanzando, como generación debemos crear nuevos empleos pero también nuevas motivaciones», esa es solo una de las partes del discurso de graduación del padre de Facebook, que dejó la Universidad en 2005 para centrarse en la red social más famosa de la historia, y que 12 años después ha vuelto al lugar donde empezó todo para lanzar un mensaje en el que se ve claramente la importancia de la motivación. Pero empecemos por el principio…

La residencia de estudiantes de la Universidad de Harvard fue la base de operaciones de lo que hoy conocemos como Facebook. Su creador y por aquel entonces estudiante de Harvard, Mark Zuckerberg, fue conectado por tres estudiantes de último curso para pedirle que fuese el encargado de terminar de programar un sitio web donde la gente que tuviera lazos en común pudiera compartir información. Zuckerberg comenzó a trabajar en el código del sitio, y fue entonces cuando comprendió el verdadero potencial de la idea. Y es que aquella idea se estaba convirtiendo en la primera semilla del gran gigante de las redes sociales: Facebook.

A finales de 2003, Mark Zuckerberg decidió dejar de lado aquella colaboración que le habían planteado y lanzar su proyecto en paralelo: una red social que también permitiría a los estudiantes de Harvard conectarse entre sí y compartir información personal, algo similar a los tradicionales anuarios universitarios, llamados usualmente «Facebooks». De esta manera, en enero de 2004, el padre de Facebook registró el dominio «thefacebook.com» y menos de un mes más tarde lanzó su propia red social en la Universidad de Harvard.

Aquel proyecto necesitaba un pequeño empujón, por lo que se decidió a incrementar la popularidad de su sitio web con el envío de correos electrónicos a todos los estudiantes de la Universidad. Y, ¡voilà! El éxito fue instantáneo: al cumplirse solo 2 semanas thefacebook.com ya tenía 4300 miembros, algo más del 65% del total de estudiantes de Harvard. Fue un absoluto boom. Pero ni siquiera su creador imaginó todo lo que vendría después… Y es que quién iba a pensar que aquel proyecto universitario sería la herramienta capaz de conectar a todo un planeta.

 

Facebook: De la Universidad al mundo

2004. Se produce el nacimiento del pequeño Facebook. Utilizada para publicar fotografías y evaluarlas, su popularidad corrió como la pólvora y en tan solo unos meses se expandió por todas las universidades de Estados Unidos, para solo unos años más tarde convertirse en la red social que conectaría a millones de usuarios de todo el mundo.
Un éxito brutal que pocas empresas tienen la suerte de vivir.
2005. Facebook se expande hacia el viejo continente y comienza a añadir redes universitarias internacionales.
2006. Se lanza Facebook para dispositivos móviles.
2007. La compañía Microsoft adquirió un 1,6% de la participación en Facebook.
2008. Facebook alcanzó 100 millones de usuarios, lanzó su chat propio, el muro y su app para dispositivos iOS.
2009. Aunque pueda parecer extraño, el botón de «Me gusta» no nació hasta febrero de este año.
2010. Facebook alcanzó los 500 millones de usuarios en todo el planeta.
2011. Se estrenó «The Social Network», la película basada en la historia de Facebook y su creador, Mark Zuckerberg.
2012. Se realiza la compra de Instagram, alcanzando 1000 millones de usuarios, y valorada en 104 mil millones de dólares.
2013. Una vez más, Facebook innovó y lanzó una herramienta con un gran concepto para anunciantes: Social Graph recopiló los datos de los usuarios de la plataforma y los presentó a los anunciantes de forma simple y objetiva. Una herramienta que creó un escenario rico en investigación de profesionales de marketing y anunciantes.
2014. El gigante Facebook, adquirió la compañía Whatsapp.
2015. El crecimiento de Facebook es insaciable: Alcanza mil millones de usuarios activos.
2016. Se lanza Facebook Live
2017. Las cifras se doblan en solo dos años llegando a alcanzar 2000 millones de usuarios activos al mes.
2018. La innovación de Facebook es continua. Surgen nuevas funcionalidades con en las que se pueden compartir colecciones de Facebook, y enviar a tus contactos todo lo que se haya guardado. También es el momento en el que llega Facebook Attribution, en el que se incluyen datos sobre la contribución de las ventas y mediciones comparativas.
2019. «Facebook está escribiendo….»

 

 

¿Qué tiene Facebook preparado para tí?

En sus inicios, solo existían perfiles personales. Pero la constante evolución en las relaciones sociales digitales ha llevado a Facebook a decidir crear nuevos canales para otros fines que no sean personales. Surgen así, las páginas de Facebook, también conocidas como fanpages y los grupos.

Perfil Personal. Es uno de los perfiles más conocidos, ya que a través de este los usuarios intercambian fotos, momentos, situaciones, vivencias independientemente de la ubicación geográfica. En este perfil se recogen diversas caracteríssticas para facilitar la interacción y expresión de sus participantes.

Perfil de Empresa o Fanpages. Es una de las más recientes opciones que ofrece Facebook para las empresas, negocios, marcas, personajes públicos… Este perfil sirve para desarrollar la información empresarial, presentar productos e incentivar a la interacción con los usuarios.

Grupos de Facebook. Su temática es similar a los foros, pero con más opciones. Hay grupos cerrados o privados y generales o públicos. Grupos para actividades académicas, grupos de fans, grupos de apoyo, de hobbies…

 

¿Qué me muestra Facebook?

La respuesta está en su algoritmo. El conjunto de cálculos que emplea la plataforma para decidir qué contenido mostrarte. Y es que, atrás quedó el orden cronológico. Hoy solo ves lo que ellos quieren que veas.

El algoritmo se presenta como culpable, culpable de que tú no recibas toda la información que recibías antes, ya que es el que dificulta llegar a los usuarios.

Las publicaciones hechas por páginas tendrán problemas para abrirse paso de manera orgánica.Hoy en día, si la gente no da «me gusta», no comparte o no comenta, el contenido no puede llegar muy lejos.

Personalizar el contenido, no engañar al usuario y ofrecer el mejor contenido de valor posible son solo algunas de las formas de trabajar el algoritmo, porque el mayor as de la baraja de esta red social es Facebook Ads, un espacio desde el cuál podrás promocionar tu contenido y llegar fácilmente a las personas adecuadas, además de obtener los resultados deseados.

Y ahora llega la gran pregunta, ¿Es Facebook Ads la solución? A día de hoy sin duda la respuesta es un rotundo si, ya que si eres una marca que busca tener una visibilidad aceptable y espera obtener resultados óptimos en esta red social la solución es anunciarte en el mayor escaparate del mundo. Eso sí, antes de nada, necesitas crear una buena estrategia de anuncios.

 

La llegada de la publicidad a Facebook

Facebook es la red social con mayor número de usuarios activos del mundo, por lo que un escaparate así no podía dejar pasar la oportunidad de mostrar publicidad.

No es una moda, ni siquiera es casualidad que la mayor parte de las empresas apuesten por Facebook Ads, la publicidad en Facebook. La audiencia de prácticamente la totalidad de las marcas está ahí y hacerles llegar el mensaje es rápido, económico, pero sobre todo es efectivo.

Crear campañas orientadas a targets muy precisos, ahí está el verdadero éxito de apostar por este tipo de campañas.

¿Conoces Facebook Ads? ¿Tienes claro las ventajas que ofrece? Puede parecer que sí, y que es algo realmente sencillo, pero antes de empezar una campaña debes tener en cuenta que hay hasta 14 tipos de publicaciones promocionadas:

1. Promocionar tus publicaciones.
2. Promocionar tu página.
3. Llegar a personas qeu están cerca de tu negocio.
4. Mejorar el reconocimiento de marca.
5. Atraer personas a tu sitio web.
6. Aumentar las instalaciones de tu aplicación.
7. Aumentar el número de asistentes a tu evento.
8. Aumentar las reproducciones de vídeo.
9. Generar clientes potenciales para tu negocio, orientado a la captación de leads.
10. Aumentar las conversiones en tu sitio web.
11. Incrementar la interacción con tu aplicación.
12. Lograr que las personas soliciten tu oferta.
13. Promocionar un catálogo de productos.
14. Conseguir que las personas visiten tu negocio.

Hace 15 años, Facebook lograba irrumpir con fuerza en una sociedad alejada de los estándares sociales que entendemos hoy en día. ¿Su manera de llegar a la gente? El correo electrónico. Ese fue el punto de partida para publicitarse, para darse a conocer.

Sí, el correo electrónico sigue siendo un medio de comunicación. Pero hoy en día, tú y tu empresa tenéis a vuestra disposición al gigante de las redes sociales, a ese que consiguió lo impensable… ¿Por qué no aprovechar que el viento sopla a tu favor?

El primer paso siempre es crear una estrategia e intentarlo… ¿Será tu empresa capaz de demostrarle al mundo que es lo que necesita?

Sin comentarios

Deja un comentario